lunes, 12 de marzo de 2012

¿Cómo iluminar el salón?

     El salón es la estancia principal de la casa y posiblemente el lugar dónde más tareas se pueden realizar, por lo que se necesitan diversas formas de iluminación. Para ello serán necesarios distintos puntos de luz según el uso que se vaya a hacer de cada zona.

     Para la iluminación general podemos colocar una lámpara central que no tenga excesiva altura si es una zona de paso, otra opción es la colocación de varios puntos de luz en hilera o una fluorescente compacta si va a estar encendida largos periodos de tiempo.


     Una de las actividades más comunes es ver la televisión, es importante que el teleespectador no sufra fatiga en los ojos por el contraste ente la pantalla y el área que le rodea, por ello es aconsejable colocar una luz difusa. Lo mejor en este caso es una lámpara de sobremesa o un pie de salón teniendo en cuenta que suele estar bastante tiempo encendido en este caso sería recomendable bajo consumo.

  
      Para la zona de comedor es recomendable colocar una lámpara de techo colgante para una iluminación adecuada.


     En la zona de lectura, costura, ordenador o lugares que se usen para realizar tareas visuales que requieran una luz intensa, se debe instalar una lámpara que proporcione una luz concentrada y sin reflejos, para mayor comodidad, ésta debería ser regulable en altura y ángulo de incidencia sobre el plano de trabajo, lo más aconsejable un flexo que permite una adecuada orientación.

     Si contamos con alguna pieza especial que queramos destacar de forma especial, lo recomendado es una lámpara orientable como por ejemplo uno o varios focos.

jueves, 1 de marzo de 2012

Reutilizar o Reciclar Lámparas - Creatividad y Desafío

     Reutilizar, reciclar o reformar elementos de decoración es una de las mejores formas de redecorar tu hogar sin invertir demasiado dinero. Se puede transformar cualquier pieza de mobiliario consiguiendo elementos personalizados o customizados hechos por nosotros mismos simplemente con creatividad e imaginación, lijando, sellando y pintando.

     En este post nos vamos a centrar en la reutilización de lámparas, puede suceder que se haya cambiado la decoración de una estancia o del hogar y la luminaria que teníamos no encaje con el resto, no es necesario tirarla, se puede transformar para que se adapte a la nueva decoración.

     Un claro ejemplo de transformación definitiva es la  lámpara de la foto 1.1, se ha lacado en blanco y se le han añadido abalorios de cristal

                                                                         Foto 1.1

La forma de hacerlo es sencilla, los pasos a seguir son:
  1. Lijar las partes de la lámpara que se quieran pintar.
  2. Retirar la suciedad y polvo.
  3. Proteger las zonas que no se quieran pintar.
  4. Pintar la lámpara en el tono deseado (pincel o spray).
     Se pueden crear otros efectos, como por ejemplo aplicar purpurina por encima,barnizarla, pátinas o cualquier cosa que se os ocurra.

Se pueden adornar añadiendo piezas de cristal tranparentes o en color solas o engarzadas en cadenetas.

Si el cableado es muy viejo es aconsejable cambiarlo.

CATÁLOGO DE ACCESORIOS PARA LÁMPARAS